Contacto: 954 125 302

Información Técnica

Se les llama inoxidables porque su resistencia a la corrosión es mucho mayor que la de los aceros comunes, (mal llamados inoxidables porque se corroen, aunque la oxidación es muy lenta y en un grado í­nfimo).

Esta estabilidad a la oxidación depende enormemente del medio ambiente en que se encuentra y del acabado o estabilizado de dicho material.

El mecanismo que evita la oxidación, viene dado por el porcentaje de CROMO que hay en la composición, el cual se combina con el oxí­geno del ambiente y forma en la parte externa una fina película de óxido de cromo, con la ventaja que al ser transparente mantiene sus caracterí­sticas de color y brillo a la vista.

El acabado del material es importantísimo, cuando más pulido habrá menos superficie en contacto con el ambiente y la estabilidad se obtiene agregándole NÍQUEL y MOLIBDENO, los cuales provocan un aumento de la velocidad creadora de óxidos de cromo.

Disminuye notablemente la resistencia si está en medio húmedo, vaporoso, en presencia de cloruros, sales o temperaturas altas.

En el mercado se encuentran muchos tipos de inoxidables, pero los más frecuentes son:

  • MARTENS͍TICOS 13% Cr.
  • FERRITÍCOS 17% Cr.
  • AUSTEN͍TICOS 18% Cr. 8% Ni, Cu, Mo, etc.,

Pero los más usados (aprox. 70%) son los AUSTENÍTICOS, por sus propiedades amagnéticas, mal conductor del calor, plástico y que endurece con la estampación dando una resistencia similar al acero

Copyright 2018 | Andalinox